Diferencias Entre Hombres Y Mujeres En La Aplicación De Toxina Botulínica

Actualizado: 15 abr 2021



Aunque en el pasado los hombres eran bastante renuentes a acudir al médico para realizarse algún procedimiento estético por varias cuestiones psicosociales, en la actualidad ha aumentado considerablemente la demanda de procedimientos medico estéticos por parte de los hombres. Cada vez son más los hombres que se preocupan por su salud y apariencia, ya que actualmente la imagen es cada vez más importante, por lo que acuden a la consulta con el médico estético para verse y sentirse mejor. Sólo que en todos los procedimientos estéticos hay diferencias importantes entre hombres y mujeres, como la distribución de grasa, el grosor de la piel y la fuerza muscular, principalmente determinadas por cuestiones hormonales. Sin duda uno de los procedimientos médico estético más solicitado por los hombres es la aplicación de toxina botulínica y aquí hablaremos de este procedimiento, ya que también presenta diferencias importantes entre hombres y mujeres. A diferencia de las mujeres, los hombres tienden a tener una cara más rectangular, con una nariz grande, y unas cejas más horizontales, con labios más finos y boca grande. Todo esto debe tomarse en cuenta para evitar la feminización del rostro de un hombre (al menos que se solicite). Otra cuestión que se debe tener presente es que el hombre suele tener una mayor masa muscular que la mujer, entonces la dosificación es diferente. Además, los hombres, generalmente, desean un resultado más natural, verse más jóvenes, pero sin perder la masculinidad del rostro. Como es de esperarse, también el musculo frontal es mayor en hombres, comúnmente se entrecruza en la parte central de la frente y suele llegar hasta la línea de implantación capilar. Generalmente, las arrugas frontales son más marcadas y profundas en hombres debido a la excesiva contracción y en personas mayores para compensar la ptosis de las cejas. Tal vez en algunos pacientes se debe aplicar un poco más unidades de lo normal, en el musculo frontal, pero generalmente con la misma dosificación que en mujeres (2U por punto) se tiene un buen resultado. En algunos pacientes, principalmente calvos, se observan arrugas en la región fronto-temporal, por la contracción del músculo frontal, que pueden ser tratadas con un poco de toxina botulínica. ​

Algo muy importante a considerar, es la ceja, que en los hombres es más horizontal y ptósica, dato que siempre se debe tener en cuenta al tratar a un hombre con toxina botulínica. Una situación que debemos evitar es la “ceja de Mefistófeles” que consiste en el levantamiento, solamente, de la cola de la ceja. Por lo que se debe aplicar la toxina botulínica, también lateral a la línea pupilar en el musculo frontal, algo que normalmente no se hace en mujeres. Al igual que en las mujeres, debe respetarse la regla de aplicar la toxina a partir de 2 cm por arriba del reborde orbitario, para evitar una ptosis mayor de la ceja. Una zona importante, es el área glabelar, en donde se suele utilizar una mayor dosis de toxina que lo que normalmente se utiliza en mujeres, incluso puede ser necesario el doble de la dosis que normalmente se utiliza en mujeres. Todo esto debido a la mayor masa muscular de los músculos corrugador y procerus. En la región periorbitaria, en hombres suelen aparecer las llamadas “patas de gallo” a una edad más temprana que en las mujeres y en ocasiones las arrugas se extienden más lateralmente, debido a las dimensiones de la musculatura, por lo que en ocasiones es necesario algún punto adicional lateralmente. Al igual que en las mujeres se debe evitar inyectar por debajo del hueso malar y muy cerca de los parpados. Conclusión Por lo que vemos, el tratar a un paciente hombre, puede llegar a ser un poco más complicado, pero con la experiencia necesaria, no se debe tener mayor problema. Las diferencias principales es la mayor masa muscular en el hombre, por lo que en ciertas zonas será necesaria mayor dosis y otra diferencia importante es la forma más horizontal de la ceja en el hombre, zona que se debe tratar con mucho cuidado para evitar malos resultados. Si es necesario, se puede combinar la aplicación de toxina botulínica con otros procedimientos médico estéticos. Recuerda que siempre hay que tener en cuenta todos los protocolos de seguridad para el paciente y el médico.




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo